Entradas populares

sábado, 15 de enero de 2011

La importancia del noviazgo


Algunos  matrimonios que llegan a la consulta buscando ayuda ya que atraviesan una crisis, se hacen una serie de preguntas, tales como: ¿qué tanto conocía a mi pareja?, ¿Qué tan claro estábamos sobre nuestros proyecto familiar?, ¿será que no nos dimos tiempo para conocernos?.  Es así,  que reflexionar sobre la importancia del noviazgo y la elección de parejas es algo que debemos hacer, sobre todo cuando estamos en ese proceso,  recordemos que éste es una etapa de ensayo donde se ponen a prueba las características individuales y la posibilidad de construir un proyecto juntos.
Iniciemos definiendo el noviazgo como la  relación especial entre un hombre y una mujer, con un compromiso creciente encaminado hacia un proyecto futuro, o sea con vistas al matrimonio…. -¿¿ ¿QUE??? ¿MATRIMONIO?, ah Dios, esta bien que la quiero pero… nos falta mucho para casarnos. ¿Por qué te alarmas?  No hay razón para sentirse así, el noviazgo es temporal. Quiere decir que está en  camino de ser algún día definitivo, pero se puede acabar…si las cosas no funcionan.  El trato lleva  a conocer al otro,  a compartir la intimidad y  a crecer juntos.
En este sentido, nos referimos a intimidad  lo que toda persona guarda de los extraños, su espacio, aquello que le es propio. ¿A quienes dejamos entrar a nuestra intimidad? A quienes queremos y aquellos en quienes confiamos, porque sabemos que cuidarán nuestras inquietudes, nos ayudarán y aconsejarán. Un noviazgo no puede progresar si no se abre la intimidad, incluso con el riesgo de que al descubrir cómo somos, el otro nos rechace. Si hay verdadero amor, nos querrá con cualidades y defectos. El proceso de abrir la intimidad toma su tiempo, y debemos respetar el tiempo que nuestra pareja necesita.

Yo te respeto, tú me respetas, respeto tus decisiones, y tu las mías. En un noviazgo de verdad, uno  no busca controlar al otro, o cambiarlo en su manera de ser, más bien busca aceptarlo como es; el respeto nos ayuda muchísimo a conocer a la persona, y ver sus intereses, y a captar incluso si son parecidos a los míos o no.

En estos términos, el noviazgo empieza a tomar otro sentido, uno más serio, puesto que la relación ya es intima, y se comparten los propios pensamientos e inquietudes, se aconseja o se corrige, se entrega, y se ama. Fíjate que no digo que la intimidad sea algo físico, como es  provisional no se adelanta la entrega del cuerpo porque no hay compromiso definitivo. Una entrega así no posee la capacidad de ser completa. Si hay amor, el verdadero amor espera.

Guao! Espera… ¿Amor? – Si, palabras importantes.  Sí, Amar es decir: Es bueno que existas, es bueno que estés en el mundo siendo precisamente lo que eres, pues en lo que eres, eres estimable, amable, y te apruebo”. El amor es un movimiento propio que siempre buscara hacer el bien a favor de esa persona que nos ama de regreso, esto quiere decir que el amor es reciproco. El amor es entrega te repito, por lo tanto doy porque quiero dar y porque soy feliz haciéndote feliz.
Si, hasta ahora todo suena lindo y color rosa, pero recuerda que habrá días en los que todo es alegría, el trato es atento y siempre hay cosas nuevas, y habrá otros en los que todo es un dolor de estómago y nerviosismo, en los que el trato se hace indiferente y muy ordinario… Es normal, y aquí no hay que contrarrestar nada, es un proceso en el que se ambos se están conociendo. Pero para que todo lo que hemos armado no termine mal, debemos fomentar siempre la comunicación, la confianza y tener mucha paciencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada